Restaura tus propios muebles vintage

¿Es posible tener muebles de diseño a bajo coste?

Todos tenemos una de esas tiendas de muebles en nuestra ciudad en la que nos fascina entrar de vez en cuando, aunque sea a curiosear.

Mientras vamos dando vueltas mirando por aquí y por allá, nos imaginamos lo bien que quedaría esa butaca en nuestro salón y el toque diferente que le aportaría ese escritorio vintage de madera a nuestro dormitorio, que llevamos tratando de redecorar desde hace un tiempo.

Nos acercamos a mirar el precio de las piezas: contamos cuatro números. Soltamos la etiqueta y nos dirigimos hacia la puerta rápidamente, sin mirar atrás.

¿Esta escena te resulta familiar?

A nosotros también. Pero tranquilo, no es necesario comprar muebles cada vez que tengas ganas de renovar la decoración de tu hogar. Hay maneras de hacerlo sin necesidad de gastarte un pastizal en el intento.

¿Cómo?

Pues, por ejemplo, restaurando tú mismo alguna de las piezas que tengas en casa. De esta manera conseguirás darle una segunda vida a ese mueble que nunca has sabido dónde meterlo y, al mismo tiempo, mejorar el aspecto del espacio que quieres transformar, dándole ese toquecito vintage que tanto nos gusta.

Nosotros te vamos a dar tres ideas sencillas que te servirán de inspiración para no aplazar más el momento de ponerte manos a la obra. Tan solo necesitas un poco de tiempo libre, muchas ganas y hacer algún que otro viajecito a la tienda de bricolaje.
¡Vamos al lío!

Deja la «veta a la vista»

Consiste en aplicar una mano de pintura a la pieza de forma delicada, para que las vetas de la madera queden a la vista. Con esta técnica conseguirás darle un aspecto envejecido muy chulo a tu mueble, consiguiendo ese efecto vintage tan de moda.

El tipo de pintura que más te conviene utilizar es el tinte en polvo, que te dará un mejor resultado y es más económico. Existen dos tipos: al alcohol y al agua. Nosotros te recomendamos tinte en polvo al agua, ya que no seca tan rápido y te permite pintar en superficies más grandes sin que los brochazos se noten.

vetas a la vista

Técnica sin brocha para extender el tinte

Una vez que te hagas con tu tinte y procedas a restaurar la pieza, lo primero que tendrás que hacer será calentar agua en un bote con tapa, para que puedas agitarlo después. Pon una pizca del tinte y remuévelo muy bien, para que se disuelva de manera homogénea. Una vez que esté listo, primero prueba en una madera que no te importe estropear un poco hasta que logres el color que estás buscando para, posteriormente, aplicarlo a tu mueble.

Una vez listo, usa una pistola de calor – o un secador, tampoco pasa nada – sobre el mueble recién tintado, excepto si se trata de una madera joven sin tratar, como el palet, ya que éstas sueltan resina con el calor que luego no se podrá remover.

pintar vetas

Distintos tipos de color con vetas a la vista

Utiliza pintura a la tiza

Esta es un tipo de pintura muy cómoda de usar porque se adhiere muy bien a cualquier tipo de superficie sin necesidad de tratarla previamente. Tan solo necesitas limpiarla un poco con un trapo húmedo antes de pintarlo, así de sencillo.
Eso sí, es importante que tengas en cuenta que es una pintura muy porosa, por lo que tras pintarla será necesario que le des una capa de cera para protegerla.

pintura a la tiza

Pintura a la tiza

Aplica un decapado a la pieza

1- Si el mueble que quieres restaurar ya está pintado o ha sido barnizado y tiene mal aspecto, primero tendrás que quitarle esa capa muy bien y volverlo a pintar. Pero si ves que no te disgusta demasiado, puedes aprovecharlo.

2- Para conseguir el decapado vas a necesitar una pistola de aire caliente para derretir la pintura y una espátula con la que ir quitándola poco a poco o bien una lija una vez que ésta esté seca. Si decides hacerlo con la lija, es necesario que sea de grano medio, para no rayar la pieza.

3 -Lija en las esquinas en las que consideres que es más normal que el desgaste se produzca con el tiempo, como los bordes o el perfil de las patas y ve haciéndolo poco a poco, para que quede lo más natural posible.

mueble decapado

Sillas con estilo decapado

Y con estas tres técnicas decorativas puedes restaurar prácticamente cualquier mueble de madera al que quieras darle un toquecito vintage y que te quede estupendo en tu espacio.

Aún así, si ves que lo tuyo no es la restauración o que no tienes mucha mano con la pintura, siempre puedes confiar en nosotros para que hagamos el trabajo por ti.

En Lenda Nejra restauramos cualquier pieza que nos pidas, ponte en contacto con nosotros, explicándonos lo que buscas o necesitas, o rellenar el formulario que encontrarás AQUÍ y nosotros te ayudaremos a devolverle el brillo a esa pieza que tanto te gusta.